Exponerse

Quizá sea lo normal, pero yo me escondo y me engaño para no exponerme, en muchos sentidos, pero en este poema concreto hablo sobre compartir mis emociones y pensamientos.

Yo siempre entendí la poesía
Como la gota del elixir más puro
Que emana desde el centro del templo
a la esencia de nuestra vida.

Templos.
Templos en los que sentirnos seguros,
Templos en los que resolver los mayores enigmas
Para dejarlos en pergaminos ocultos.
Templos.

Ahora salgo
Y en el mundo reinan
Poemas discurso americano
Sedientos de un aplauso,
De rimas facilonas
Para noches en las que el alcohol
me hizo sentir revolucionario.

Poemas de ideologías e ideales anacrónicos
Que no hablan de mí,
Y de ti tampoco.

Poemas para dejarme
en déjà vu constante
Un pensamiento sempiterno
De "Esto ya me lo habían contado".

Y me pregunto,
¿Qué hago exponiéndome a este mundo?

Pregunta reveladora,
¿Cómo puede uno encerrarse en su cuarto
Y creerse una deidad
Cuando nadie mira,
Porque nadie mira?

Ni siquiera lo justifica
Decir que estaba ciego
Cuando lo que presencio
Tiene tal hedor a miedo incrustado.

Miedo a crecer
Y que ese crecer
Traiga la posibilidad
De caer desde más alto.

Crecer a base de aplausos,
A base de comentarios y halagos,
O críticas, juicios y agravios.
O, simplemente,
A base de silencios descarnados.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar