Puede

El mágico momento de mirar unos ojos y decir: puede/quizá. Que alguien me diga que no recuerda un momento de estos.

Un puede.

Un puede entre temblores disimulados.

Un puede en la taza descansando.

El juego del qué cuento y qué callo.

Todo,

Cuéntalo todo…

Pero todo es demasiado.

 

Lo ves a cada instante,

Delirante,

Ni sí, ni no,

Un puede

Y un corazón que late

ante un poder

más fuerte que el amor.

 

Las noches de cojines abrazo

Te recuerdan:

“este es el momento esperado”.

 

Lo observas,

Envuelto en sus ojos.

La crisálida siempre debe abrirse, ¿verdad?

 

Un proceso,

Tantas veces vivido como falso éxito,

O estúpido fracaso,

Que este,

Aunque solo sea este,

Pienso vivir y disfrutarlo.

Está relacionado con:
Salvemos a los animales mitológicos

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar